1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer>

PDFImprimirE-mail

HISTORIA


Tlaxcala es uno de los 31 estados que junto con el Distrito Federal conforman las 32 entidades federativas de México. Es el estado con la superficie más pequeña de todas las entidades, a excepción del D.F.
En tiempos prehispánicos, Tlaxcala fue una de las naciones que logró mantener su independencia ante el Imperio Mexica. Se encontraba dividida por 4 señoríos que fueron: Maxixcatzin, señor de Ocotelulco considerado como el señor principal. Seguía en importancia Xicoténcatl el viejo, jefe de Tizatlán; Tlahuexolotzin de Tepeticpac y Citlalpopocatzin, de Quiauixtlán. Hasta hoy sigue mostrando parte de su nacionalismo prehispánico. La ciudad colonial de Tlaxcala fue fundada sobre la prehispánica en 1520 por Hernán Cortés. En el año de 1525, el Papa Clemente VII ordenó la fundación de la ciudad novohispana de Tlaxcala bajo el siguiente decreto; "que se erige en ciudad la de Tlaxcala para la Nueva España y su iglesia en Catedral para un obispo que gobierne y administre". De igual manera se le privilegió al nombrársele sede del Primer Obispado de la Nueva España, otorgándosele además un Escudo de Armas con el título de "Ciudad Muy Noble y Muy Leal".
Reseña Historica
El territorio de Tlaxcala tiene dos grandes llanos: el de Calpulalpan y Huamantla. Clima templado la mayor parte del año, que permite admirar una gran diversidad de flora y fauna. Esto propició se asentaran grupos humanos hace más de 8,000 años en el Cerro de La Gloria y en el poblado de Atlihuetzía. En la época Prehispánica, Tlaxcala fue de las zonas más pobladas por culturas como la Arcaica al sur, la cual habitó 1,000 a.C. y otomíes al Norte. Los Olmecas Xicalancas fundaron Cacaxtla.

Del 400 al 1,200 d.C. En 1380; arribó un grupo Nahua de Chicomoztoc. Identificados como Teochichimecas, fundándose 4 Señoríos principales: Tepeticpac, Ocotelulco, Quiahuixtlán y Tizatlán. Este último, cuna de Xicohténcatl el Viejo. Tlahuicole, fue otro personaje que tenía capacidades sobrenaturales para la guerra. Xicohtécatl Axayacatzin o el Joven, combatió a los españoles y por orden de los 4 Señores de Tlaxcala, se alía a éstos para derrocar al Imperio Mexica. Doña Luisa Xicohténcatl, hija del gran señor de Tizatlán y cedida al Capitán Pedro de Alvarado.

El acoso de los Mexicas fue motivo para una alianza con los españoles el 23 de septiembre de 1519 y así derrocar al gran imperio azteca. La alianza militar sirvió para que a los Tlaxcaltecas se les tratara como iguales a los españoles; mantener una autonomía de gobierno, títulos nobles; exentos  de ciertos impuestos y que no dependieran del Virrey de la Nueva España sino del rey de España.

En 1524, llegan frailes franciscanos para la evangelización a la Ciudad de Tlaxcala y levantaron uno de los 4 primeros conventos, el cual fue el primer obispado de la Nueva España. En 1535, se le otorga un Escudo de Armas y títulos de: Insigne, Muy Noble y Muy Leal Ciudad.

En 1534, al oriente de la Provincia;  los señores de Tecoac fundan la Ciudad de Huamantla. En 1591 los Tlaxcaltecas colonizan el Norte de la Nueva España; con ciudades y barrios como: San Luis Potosí, Zacatecas, Aguascalientes, Coahuila, Nuevo León, Texas y Nuevo México entre otros. En 1786, Tlaxcala, estuvo integrada a la Intendencia de Puebla; 7 años después por insistencias del gobierno indígena; logra de nuevo ser territorio independiente.

En la Guerra de Independencia sobresale un importante insurgente, el sacerdote Mariano Matamoros; originario de San Felipe Ixtacuixtla y quien asistió a don José María Morelos. En 1812, en la Plaza de Armas de la ciudad,  fue jurada la Constitución Española, que permitió un modo distinto de gobernar en las Colonias Españolas. En 1857, don Miguel Lira y Ortega y don Mariano Sánchez; logran convertir a Tlaxcala en Estado Libre.

En 1885, asume el poder el Coronel Próspero Cahuantzi; quien se mantuvo por 26 años y que fue cuando a Tlaxcala lo atravesó la primera línea del ferrocarril y surge la Ciudad de Apizaco y el establecimiento de fábricas textiles como La Trinidad. En 1902, comenzaron revueltas en contra del gobierno de Próspero Cahuantzi y don Porfirio Díaz.

En 1910, de manera generalizada se levantan en armas surgiendo personajes como Máximo Rojas, Juan Cuamatzi o los hermanos Cirilo y Domingo Arenas, quienes al apoyaron la causa de Emiliano Zapata hasta su consumación.